Todavía no hay contacto con Deep Impact

Los controladores terrestres no han podido comunicarse con la nave espacial Deep Impact de larga duración de la NASA. La última comunicación con la nave espacial fue el 8 de agosto de 2013. Los controladores de la misión Deep Impact continuarán enviando comandos de enlace ascendente en un intento por restablecer las comunicaciones con la nave espacial.

Los controladores de la misión postulan que hubo una anomalía generada por el software de la nave espacial que dejó las computadoras del vehículo en una condición en la que se reinician continuamente. Si este es el caso, las computadoras no continuarían ordenando a los propulsores del vehículo que disparen y mantengan la actitud. La falta de mantenimiento de actitud dificulta los intentos de restablecer las comunicaciones porque se desconoce la orientación de las antenas de la nave espacial. También pone en duda el estado de la energía eléctrica del vehículo, ya que la nave obtiene su energía de un panel solar fijo, con sus celdas apuntando en una dirección.

Deja un comentario